En el Nombre de ATHICA (II)

online casino marketing plan Parte II – Sencillez y desposeimiento

Esta ilustración fue publicada como una sorpresa para la banda ATHICA, en esta segunda entrega del artículo en su honor. Los chicos se preparan para participar del casino crown slot machine value Wacken Open Air, o al menos intentarlo. Ya están anunciados como ganadores de la batalla centroamericana. Dibujo: Abraham Núñez.

online casino ohne einzahlung geld La batalla centroamericana sería un reto. Athica lo sabía. Sus cinco integrantes subieron las escaleras al infierno de Hangar 18 como si subiesen al cadalso. En paz con la sentencia, con el recorrido. Fanáticos de cada banda ignoraban lo que fueron a presenciar, pero jamás lo olvidarían. La aniquilación, las estocadas, el estruendo de la guillotina. El cadalso los esperaba.

online casino australia win real money Subieron, ejecutaron y vencieron. Armas en mano, impertérritos, cegaron uno a uno los sueños de las bandas invitadas de las hermanas naciones centroamericanas, que acariciaban el anhelo de viajar al festival de rock más grande del mundo. Después de dieciséis años de esfuerzo, alineaciones fallidas, inversión de tiempo, desvelo y dinero, la noche los arropaba con su bendición y se abría el horizonte, a la oscuridad de la tarima del Wacken Open Air.

best online casino in europe Los sueños de San George y El Capi, cómplices desde la escuela, finalmente asomaban a ser más que tema de una conversación entre instrumentos y travesuras de adolescentes. Ahora George podía afirmar que su banda estaba al nivel de las grandes agrupaciones que admiraba en Canadá, mientras él luchaba por convencer a sus cómplices de turno que se mantuviesen en el aquelarre. La profecía que el padre de Lord Pepo presenció cuando su hijo se montaba en la mesa pasaría de anécdota familiar a fotografía en portales de internet y periódicos. Atrás quedarían los días en que Darketo veneraba a Bunbury como un mortal más, para convertirse él en divinidad… al menos por los minutos que ocupasen la tarima del festival, pero para siempre en la memoria de los que presenciasen dicha participación.

top australian online casino 2019 online casino singapore law El Capi

Israel Pellot también tocó con Grand Malota.

novomatic online casino deutschland sands casino slot tournament winners Israel Pellot Paz tiene 33 años al momento de la victoria de Athica en la batalla. Se inspiró en la música de slots empire casino bonus codes Bob Marley, y en su abuelo Víctor “Vitín” Paz. Ambos fueron personas que se rebelaron contra la corriente de la sociedad y siguieron su pasión por la música, demostrando que la vida se trata de “hacer lo que te haga feliz”. La música siempre fue una constante en el hogar de los Pellot, pero el verdadero romance con la batería inició cuando escuchó online casino gratis bonus ohne einzahlung Come With Me, de P. Diddy con Jimmy Page. Al escuchar esa canción, le atrapó el poder de la batería, y ahí comenzó todo. Fue baterista además de la banda de hardcore punk online casino that gives 120 free spins Grand Malota.

online casino alles verloren Camarada de George desde la escuela primaria, Israel supo que algún día tocaría en una banda con él. Llegado el momento de viajar a Canadá, el baterista con el que George contaba en ese momento, Carlos, no pudo viajar. Así fue como el joven guitarrista invitó a Israel. Él accedió y el resto es historia.

online casino echtgeld legal free casino slot machines 777 Misión México

Promoción a través de radio de la participación de nuestros rockeros de Athica en un evento en Gato Calavera y en otros locales. Los medios mexicanos alabaron el trabajo de la banda.

online casino penny slots Pasada la resaca de la batalla centroamericana, los cinco gladiadores de ATHICA prepararon maletas y partieron para Ciudad de México. Tal como lo habían planeado, la experiencia de acompañar a una banda de mayor peso y experiencia en un país cuya escena metalera es mucho más grande, era ganancia y kilometraje. Un país con mejor clima, mejor aceptación por el sonido de la aniquilación, gastronomía envidiable y la experiencia de una excursión, cual niños en la escapada de las tareas. Cual guerreros defendiendo el tricolor de Panamá, mientras nadie se entera, salvo la fan-athica-da.

free casino slot spins no deposit Jean Muschett.

El guitarrista rítmico entró en 2009 a las filas oscuras de ATHICA y tocó el bajo después que el bajista anterior se incapacitara por una cirugía.

Jean Muschett Zimmerman toca el bajo y también procede de una familia artística.

Jean considera que todos los seres humanos pueden hacer arte con sus acciones y expresiones, que son reflejo del entorno, la sociedad, la crianza y mecanismos de defensa, que vuelven la conducta en una especie de teatro.

La música le permite comunicar sentimientos arraigados o momentáneos. Es una herramienta para expresar ideologías, amor, belleza y paz al igual que molestia, melancolía, tristeza y profunda oscuridad, que le permite “desahogar y avanzar o simplemente mostrar mi más sincero interior”. Tiene composiciones como solista que lo representan solo a él.

jackpotcity online casino download La música debe divertirte. ¡Qué dicha poder hacer música!

El viaje a México incluyó varias ciudades y experiencias. Los fondos para financiar dicha travesía también fueron producto del esfuerzo individual y colectivo: reunir dinero para una banda cuyo género no es el más popular es un reto adicional. Reto que superaron como los grandes.

Con orgullo y empatía escuché parte de la transmisión de la emisora dedicada al metal, hablar de la banda y su próxima presentación: Gato Calavera. Mientras saco canas y ojeras, extraigo además la savia de la inspiración: esfuerzo, entrega, sentido de pertenencia y sobre todo: humildad. El día que George recibió esa guitarra que su madre le obsequió, se comenzó a labrar este camino, este puesto en un festival de rock de semejante envergadura. Toda su carrera ha sido un ensayo, toda su vida fue parte de la preparación para este momento.

Henchida de orgullo por ATHICA, por la música, el arte y el país, leo los periódicos. Mil flores para una chica de doce años que “representó a Panamá” cantando música de otros, un bochornoso episodio en Viña del Mar que me deja cuestionándome las justificaciones para escoger a cada talento que se vuelve embajador en esa tarima. Siendo Panamá un territorio fértil de talentos, bien se pudo dar oportunidad a la nueva generación de cantautores, ofreciéndoles en esa confianza la fuerza y la autoestima que necesitan para perseguir sus sueños.

ATHICA regresaba triunfal al calor de Panamá, al frío hombro de los medios convencionales y los que responden al death metal con rechazo, sin pensar en que detrás de cada instrumento se cuenta una historia. En el caso de ATHICA, son las historias de dieciséis años rodando, dando tumbos, tropezando y levantándose.

Es un gran desposeimiento el que se siente cuando el obstáculo a tus sueños es algo de tanta sencillez como el dinero.

(Continuará)



online casino tricks 2018 Previous post
En el Nombre de ATHICA (parte I)
online casino merkur bonus ohne einzahlung Next post
SU MAJESTAD LEONTE – I

Deja un comentario