LES INDIGENTS: Los f*ck!n hijos salvajes de Panamá

Los integrantes actuales de Les Indigents: Joey Juárez (bajo), Deneb Cerrud (voz y guitarra) y Josué Perén (batería). Fotos: Edgardo Quijada y Kato Barnett.
Canción “Wild Sons”, con subtítulos en inglés y español. Escucha mientras lees.

La música decembrina de fondo (y ya es enero) desentona un poco ante la entrada de buy proscar online Deneb Cerrud y where to buy disulfiram (antabuse) Joel “Joey” Juárez a la acogedora cafetería en la que conversaremos. El observador convencional dirá que quienes desentonan son ellos. La estampa del músico sobre la cotidianidad es indeleble cuando empapas cada aspecto de tu vida con el arte: el cabello teñido, de corte extravagante, o ensortijado y con orgullo; la ropa no siempre se roba la atención pero siempre lleva algo que delata la magma del rockero. Pero lo inolvidable de los integrantes de Les Indigents es su sonrisa. La música suena en ellos, y se nota.

Aparte de tener el honor de disfrutarlos en vivo durante un show que difícilmente olvidaré, la banda accedió muy amablemente a formar parte del adulterio creativo con una conversación sabatina. Luego de escuchar sus canciones me emociona conocerlos, aunque lamento no poder compartir con Josué Perén, el baterista, quien en ese momento cumplía con sus compromisos de sonidista en un famoso festival de música. “Le toca mucho trabajo”, comenta el representante de la agrupación. Es la realidad de muchos músicos: dedicarle a su creación y su arte, y también pagar su cuota de laborar para otros.

Al momento de nuestra conversación, no han tocado juntos desde mayo. Los interrogo sobre el próximo evento a realizarse en Hangar 18 la siguiente semana, y comparten los detalles, muy entusiasmados. Un evento con todo un espectáculo visual y sensorial, neón, pintura, pero sobre todo, buena música y la entrega total al público. La banda invierte una importante cifra de dinero para armar estas presentaciones.

“Por encima del costo, es importante el impacto que se hace en el público en cada show”.

La experiencia acumulada de los miembros de Les Indigents es envidiable. En el caso de Deneb, su recorrido profesional como músico es muy conocido, pues formó parte de la banda de dancecore Fábula Sarcástica. Por su parte, Joey tiene una herencia musical sólida como hijo de un músico acordeonista. “Me llamaba la atención el acordeón, pero es un instrumento muy difícil de tocar y me incliné más por el bajo”. Acompañaba a su padre en algunos toques y desde siempre contó con la confianza y motivación que infunde el apoyo familiar.

Esa confianza pagó sus frutos. Aparte de ser músico, Joey es una figura pública y también ha destacado en el medio televisivo. Y aunque es el más joven del trío, se expresa con seriedad y franqueza ante el tema de ser un músico profesional. “Nos entusiasma compartir tarima con bandas locales, pero hemos tenido algunas experiencias desagradables, pues no todas tienen la responsabilidad que se espera de ellos”. Comenta situaciones sobre puntualidad, calidad de ejecución y aspectos similares que, como artistas, no se toman a la ligera.  Concuerdo con él en este punto: sea ciencia, arte, letras, o vender comida en la esquina, nadie nos toma en serio si no lo hacemos nosotros mismos primero, y en el caso de ser músico, el escarnio público es mucho más cruel.

Guadalajara

Les Indigents llevó el nombre del rock panameño al evento Rock X la Vida, un festival que aboga por crear consciencia sobre el suicidio. La decimosegunda edición fue celebrada en Guadalajara, México, en marzo de 2018, y nuestros rockeros compartieron tarima con artistas como Los Auténticos Decadentes, La Beriso, La Lupita y Los Amigos Invisibles. Deneb comenta que esta experiencia fue una de las más gratificantes de compartir con su banda, pues tocaron cuatro veces en Guadalajara, ciudad que ocupa un lugar prestigioso como centro cultural en México y América Latina, que además alberga cada año su destacada Feria del Libro y el famoso Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Nuestros rockeros en Guadalajara – Les Indigents tocó cuatro veces frente al público tapatío, junto a bandas de toda Latinoamérica.

Volver a comenzar

Orgullo nacional – Al momento de redactar este artículo, este vídeo tiene 10,743 vistas. En mi opinión, merece muchas más.
Filmado en Hard Rock Hotel por Wilder Media, dirección de Justin Key.

Después de años sangrando en su profesión de diseñador gráfico y dándole los honores a empresas publicitarias, Deneb decide abandonar su puesto para concentrarse con el alma entera en la música, eso sin abandonar su faceta de artista gráfico. Aparte de ser un músico excepcional, su trabajo como diseñador es increíble. El abandono no se dio por falta de logros, obviamente. Deneb necesitaba compenetrarse en su totalidad con la música, pero su experiencia de artista visual es una fortaleza para la banda: Cada uno de los integrantes complementa con habilidades adicionales en mercadeo, diseño y publicidad.

No tengo razón para dudar del compromiso del trío como artistas: en las horas previas al toque en Hangar18, los miembros de la banda se encargan personalmente de cargar equipos y transportar otros enseres que serán parte de la presentación, faena que siguió hasta la noche. Al encontrarme con ellos en la entrada del evento, todavía cargaban cajas y materiales, a la vez que hicieron una pausa para saludar a los ya presentes y agradecerles por asistir.

El evento no dejó deuda alguna: una artista de pintura corporal ofreció su arte para decorar con detalles tribales en neón los cuerpos de los presentes y de los propios artistas, los irreverentes de Histeria Fiesta Pop se mezclaron entre los presentes y animaron la previa con una sesión de música bailable, y Les Indigents hizo lo que algunas bandas solo alardean que hacen: una interpretación de calidad, apoyada con arreglos digitales para un par de canciones con una perfecta sincronización con la ejecución en vivo, interactuaron con los presentes, y aunque la máquina de foam dio algunas sorpresas y Deneb confesó entre risas que olvidó marcar los cintillos para poder rifar los CDs al final del show, nadie salió decepcionado. Entre el público había chicos jóvenes que no conocían a la banda y al final de la noche bailaban como si la fiesta apenas comenzara. Ese es el aporte único de Les Indigents, en mi experiencia: letras de magnífica sencillez, música con la que puedes bailar o sacudir la cabeza, como prefieras, y una huella somática de sonido, colores y energía que hace toda la experiencia digna del boleto. 

El concepto visual del show se basa en una mezcla entre lo digital y lo primitivo. Tanto el arte de la portada del disco “Primitivo” como la encarnación de sus personajes en tarima están salpicados de esta metáfora. Aunque la herramienta visual que más conocen algunos de sus fanáticos es el vídeo de la canción “Volver a comenzar”, donde no portan ni una gota de pintura. El vídeo fue grabado en un helipuerto, después que Les Indigents ganara un concurso de bandas a nivel latinoamericano.

Dado que la experiencia en Guadalajara fue tan provechosa, dicho empuje les sirvió para motivarse a seguir invirtiendo en crear, pero también en promoverse. Planean viajar a Costa Rica y Colombia para promocionarse a sí mismos y concretar posibles presentaciones. No obstante, se mantienen ocupados atendiendo con diligencia sus redes sociales, asistiendo a entrevistas en medios y sobre todo, agradeciendo a sus seguidores y a los que les apoyaron desde el inicio. Abundan en sus redes los vídeos en repost donde agradecen a sus fanáticos, esfuerzo que no hacen todos los artistas, pero que todo seguidor sí atesora.

Consejos para nuevos músicos:

  • Una banda es una empresa, tu música es el producto.
  • Mantente creando material nuevo.
  • Invierte en Spotify, vale la pena.
  • Cualidades indispensables (según Joey): Consistencia, originalidad, paciencia, calidad.
  • El producto debe ser bueno, pero además debes creer en él.
  • Invierte en redes, pero invierte más en la calidad de tu música.
  • Algunos imitan en vez de innovar. No tengas miedo de arriesgarte a hacer algo propio.

Gozarlos en vivo fue inolvidable. Conversar entre café y anécdotas, un honor. No perdí la oportunidad de contarle a Deneb que escuchar For My Daughter me conmovió de manera inesperada. Pasar de una letra como “we are the fuckin wild sons” a una sentida declaración como “No matter how often I fall, we’ll hold our hand”, solo lo hace un artista en contacto con todas las aristas de su sensibilidad. La letra también dice (en inglés): mientras siga respirando, seguiré luchando, no me rendiré, no te decepcionaré.

Canción “For My Daughter”, escrita por Deneb a su hija. Una sentida letra acompañada de una melodía que le combina a la perfección. Según Deneb es la más suave de su repertorio. Para mí, la más visceral. Conmueve y alegra a la vez.

Y así fue. No decepcionaron. La cantan para su público esa noche junto con el resto de su repertorio. La música decembrina oficialmente ha terminado, podemos seguir respirando.

Que este 2019 sea un año de volver a comenzar.



Deja un comentario