¡MANSA BANDA! MD

Inspiración para muchos, envidia de otros pocos, MD es una de las bandas que mantiene viva la escena del rock para todos. Andy, David, José y Víctor lo dejan todo dentro y fuera del escenario. Dibujo realizado en honor a MD por Abraham Núñez @mutedibuja.

Fue una noche en diciembre.

El evento principal anunciado para el jueves previo al día de la madre era la presentación de una banda extranjera que cerraría la noche. La alineación contaría con tres bandas de distinto sonido y un solista en acústico. Para ese momento, mi intención de crear un punto de empatía a través de conversaciones con artistas ya comenzaba su difícil gestación: pocos creerían ahora que las primeras personas que me inspiraron a trabajar tal idea fueron los que menos interés mostraron en participar. Asistí casi obligado al lugar, recordando lo complicado de circular por la vía Argentina, calle que suele ser la zona de ensayo de los ambiciosos planes municipales por convertir Ciudad de Panamá en la hermana superficial de la envidiable San José, Costa Rica: copiar las impecables aceras, pero sin museos en cada esquina y sin parques contadores de historias. Harta en rascacielos y sitios de diversión nocturna, pobre en teatros y librerías. Pero el arte es una planta perenne, http://www.m2com.com.au/78621-pred-forte-eye-drops-cost.html mientras existan artistas que lo cultiven con amor y público que lo valore.

Luego de dos primeras presentaciones, una cuya cuestionable entrega y falta de sincronía en esa fecha (pues en otras destacan de sobra) recordaba a un clan de contadores matando el tiempo antes de ir a casa, y otra a cuya potente música no le favoreció la acústica del lugar, el escenario quedó vacío excepto por la silla ocupada por un joven zurdo y carismático que, junto a su guitarra, encerró al pequeño público en una comunión de cuerdas y recuerdos. Todos guardaron silencio mientras el artista daba una pequeña introducción a cada una de las canciones antes de ejecutarlas.

Entre invitaciones a nunca dejar de soñar, anécdotas sobre despedidas y comentarios sobre la fuente de inspiración de sus canciones, foster nexium best price David Cabal, vocalista de la banda panameña http://santacruzsocialites.com/96621-differin-gel-price.html volunteer MD, se echó al bolsillo a cada uno de los presentes, en una interpretación corta pero sentida, impecable y a la vez intensa. Sea que se presente solo, con su banda de covers o con sus cómplices de la otrora summarize lumigan canada Middle of D-Fx, David logra ser memorable, sin importar lo discreta que sea la ocasión. Es difícil imaginarse que la voz de la banda joven más veterana de Panamá decidió cantar porque nadie más quería hacerlo.

determine combivent respimat como se usa ATENTAMENTE, MD

La banda MD nace en el 2006; actualmente tienen dos discos, how to order topamax online Todo Empieza Aquí, lanzado en 2008, y can you buy clomid online in australia Atentamente Yo, lanzado en 2014. En 2019 preparan el lanzamiento de su nuevo disco.

ESCUCHA MIENTRAS LEES. Vídeo de la canción “Siempre Tú”, primer sencillo del tercer disco de MD, que saldrá al mercado en 2019. Editado por: BND Entertainment.

La alineación actual la conforman David Cabal (voz y guitarra), Víctor Reyes (batería), José Esteban Rumbo (bajo) y Andrés Rivera (guitarra). Han compartido escenario con bandas de gran peso internacional y local. Se han presentado en numerosos festivales a nivel nacional e internacional, incluyendo giras en México, Costa Rica, Colombia y España.

Al conversar con los integrantes de MD, la primera impresión es contradictoria: por un lado, su carisma y sencillez los mantiene con la chispa del chaval que cultiva sueños de grandeza y posibilidades. Al mismo tiempo, sus argumentos y opiniones dan fe de la cancha recorrida. Anécdotas, como la vez en que fueron de gira con la banda de rock alternativo Allison. Los chicos venían de México, y al llegar a Panamá les correspondía presentarse en la primera edición del Festival MUPA.

 “Todo estaba atrasado, Carajo (banda de nü metal argentino) llegó de invitado, y aparte de eso, llovió”.

Para ese evento, MD interpretó una sola canción. Les dieron oportunidad de tocar en la siguiente edición del festival, pero el que los invitó ya no estaba. Casualmente, la presentación estaba programada para el mismo espacio de horario que en la edición de 2019 en la que sí pudieron participar.

MD no es solo una banda. Son una inspiración para jóvenes artistas que apenas inician su recorrido. Muchos recuerdan haberlos visto en el evento Cultura Sobre Ruedas, en donde nació la fascinación de una buena parte de sus seguidores. Otros los idolatran por la honestidad de sus canciones, pues se identifican con sus letras. En el disco “Atentamente Yo” (2014), figuran títulos que bien pudiesen referirse al diario de cualquier joven que asoma a la inevitabilidad de la vida adulta, como, No Me Digas Que No Eras Tú, Fue Una Noche En Carnavales, Adiós y desde luego, Dicen Que Estoy Loco, la más coreada en las presentaciones del grupo, con características de un himno de juventud y rebeldía, un logro que pocas bandas pueden ostentar.

Fragmento de la presentación de MD en el evento Cultura Sobre Ruedas, edición 2014. Nótese la cantidad de jóvenes coreando y celebrando la canción “Atentamente Yo”. Vídeo subido por Arlen Rodríguez, una fan de MD en YouTube.

El otro lado

Las circunstancias que dieron lugar a la formación de MD parecen sacadas de la ficción, en especial porque todos sus integrantes actuales son zurdos, excepto Andy. Considerando que la zurdera es una característica que solo posee el diez por ciento de la población mundial, se podría pensar que dicha reunión de talentos estaba destinada a suceder.

Ser zurdo es una ventaja competitiva. Por muchos siglos se pensó que la selección de la mano dominante era una aberración y que, de forma natural u obligada, todos debíamos escribir y sujetar herramientas con la mano derecha. Esta idea arcaica fue derribada incluso con estudios antropológicos que demostraron que la selección de la mano diestra era una cualidad innata, no una decisión voluntaria. De hecho, se comprobó la tendencia hereditaria al uso de la mano izquierda en estudios de linajes familiares, y la aleatoriedad de esta inclinación en el caso de mellizos idénticos.

LINAJE ARTÍSTICO

David es parte de una familia de artistas, cada uno con mérito propio.
Foto: Proyecto Manhattan

David Cabal. 31 años.

Nacido en una familia de talentos, David recibió su primera guitarra en la Navidad del 2000, al mismo tiempo que Víctor Bundy recibía su anhelada batería. Bundy tenía un sótano en donde les permitían ensayar de 5 a 6 pm.

“Los vecinos se quejaban si tocábamos fuera de ese horario”.

Los dos jóvenes vivían en Diablo, en donde formaron la banda que antes se conocía como Middle of D-Fx. Para ese tiempo, David no cantaba, y tenían otro vocalista en la alineación. En su historia artística familiar destaca su abuelo Carlos Trotsch (qepd), de Concepción, Chiriquí, quien disfrutaba la música. Este tenía un grupo con el que se reunía a tocar covers de Los Panchos. Fue así como estas sesiones se convirtieron en una exposición artística hacia Berta (madre de David), quien, como una valiosa herencia musical, pasó esa afición por la música al ahora vocalista de MD.

Vídeo oficial de la canción Adiós, de MD. Dirigido por: María Isabel Burnes.

De ahí que David concluya que su entrada a la experiencia de ser músico tuvo que ver con la llama que su madre vio en él, una antorcha de entusiasmo pasada entre generaciones.

Inspiración
David comenta que, de más joven, le gustaba la música de System of a Down, Deftones y Slipknot. Sin embargo, sobre su propio sonido, recuerda que su amigo, el difunto Pipe Barboza (vocalista de Llevarte a Marte) le decía “Suenas a punk”.

Al inicio, Middle of D-Fx tocaba covers de System of a Down. El cantante era Randy Teale, que ahora es médico.

“Para nosotros, siempre fue serio lo de la música”. – David Cabal.

Foto: Luis Cantillo

Tal como reza su canción Dicen Que Estoy Loco, David entendió “que la vida no es relajo”, y decidió tomar la carrera de administración de empresas. No obstante, faltaba mucho a clases pues le dedicaba más a la música. Para él, no era relajo. Intentó ingresar en el Conservatorio de Música, pero no se dio la oportunidad. Por lo tanto, optó por estudiar guitarra en la Academia de Música de Panamá.

Primera alineación de MD: Bundy, David y Sergio (este último ahora es marino en Londres).

Segunda alineación: sale Sergio y entra Hugo Juliao (ahora DJ) y Randy Teale (en ese entonces vocalista). David empieza a hacer coros.

Por distintos problemas con el nivel de compromiso, decidieron no buscar más vocalistas. Nadie quería ocupar el puesto de cantante y David se ofreció bajo la conclusión de que: “Si yo no canto, entonces no hay banda”.

Tercera alineación: Salen Hugo y Randy; entra Eduardo Ortega y luego George McFadden como segunda guitarra. 

Cuarta alineación: Salen George y Eduardo, y entra Ramón Vallarino (ahora vocalista de VILE) quien cubrió el espacio como bajista un corto tiempo en el Panamá Rock 2007; poco después entra José Esteban Rumbo, y luego en el 2011 entra Andy. 

Víctor Reyes (“Bundy”) 

El baterista de MD, Victor “Bundy” Reyes, es fiel fanático de bandas como Deftones.
Foto: Eduardo Vásquez.

Influenciado y obsesionado por distintas bandas locales, Bundy estaba loco por la batería. Asistía con David a ver presentaciones en vivo, y sentados en una acera, decidieron gestar sus propios sueños de carrera musical.

Al baterista de MD le fascinaban las bandas que veía en TV y quedó enamorado con la idea de lograr esa meta. A falta del instrumento, él mismo armaba su batería con platos de cartón. Para Navidad, tanto él como David le pidieron de regalo a sus respectivos padres el instrumento que querían tocar. Por extraña casualidad, Evan Rodaniche (vocalista de la banda panameña Cage9) hizo una venta de patio antes de mudarse a Los Ángeles. Para ese tiempo, Evan vivía al lado de Randy, y Bundy no sabía que aquel tenía una banda.

Tras conocer la fascinación de Bundy por tocar música, el joven Rodaniche le regaló dos discos autografiados por su banda. Mientras cuenta esta anécdota, Víctor destaca la admiración que le causó conocer a Evan y exponerse a la música de Cage9. Son pocos los entrevistados de su edad que reconocen a bandas compatriotas panameñas como inspiración.

La anhelada batería llegó a Bundy como un regalo de su abuela; era una Pearl blanca. Después de decirle al chico: “Anda a ver cuál te gusta”, fue a Compañía Alfaro a seleccionarla. Posteriormente, llegaba a casa un día y la batería lo estaba esperando con el letrero “BUNDY” colgando de ella.

Su madre le hizo un cuarto para poder practicar con su instrumento, tarea a la cual se dedicaba de dos a cinco de la tarde, todos los días sin parar. Practicaba con David y en palabras de los propios MD, eran más una banda de garage, dado que todavía no escribían canciones propias.

Mientras se gestaba el sueño de sonar como una banda profesional, los chicos de MD eran parte de la minoría panameña que ocupaba el territorio colindante con los norteamericanos, para el tiempo en que la Zona del Canal todavía no regresaba a manos panameñas. Reinaba la masa mayoritaria cooperadora entre sí, frente a la minoría que luchaba por competir y no desaparecer entre la hegemonía angloparlante.

ANDRÉS RIVERA (Andy) – 33 años.

Andrés “Andy” Rivera es venezolano. Aparte de músico, trabaja como fotógrafo y dirige el sitio prensarock.com, referente de noticias sobre el género musical a nivel nacional e internacional. Foto: Eduardo Vásquez.

Toda la escena rockera identifica en cada evento importante de música rock a un joven fotógrafo que se mezcla con la multitud. Lleva sus herramientas de trabajo y se acerca suficiente a la acción en tarima para capturar las mejores tomas, pero con distancia adecuada para no interrumpir ni deslucir el espectáculo. Esa habilidad solo la posee el extraño y valioso híbrido músico/fotógrafo. Luce un tatuaje que dice “Alive on Stage” y sus cuentas de redes sociales están adornadas con espectaculares fotografías al aire libre y en eventos varios.

Muchos lo conocen más como fundador del reconocido portal Prensa Rock; no obstante, Andy es un polifacético artista de la música y las artes visuales. Partió de su natal Caracas, Venezuela en 2003; de ahí comenzó un recorrido entre países, con culturas contrastantes, pero con una base en común: el amor por la música.

Andy posee a su favor poder comparar la escena venezolana con la situación de las bandas panameñas de rock. A su grupo de amigos de adolescencia le gustaba la música punk. Disfrutaban conocer nuevas bandas y el primer concierto al que asistió fue de la banda Korn junto a Taproot, a los dieciséis años. 

A su hermana menor le gustaba tocar guitarra acústica, pero no practicaba. Por su parte, él pidió que le compraran una guitarra eléctrica. Se aprendía las canciones de oído, pues no podían costearle las clases. 

Andy llegó a Chile por el trabajo de su padre como diplomático. En ese país entró a estudiar diseño industrial y formó una banda. En 2006 su padre fue enviado a Panamá, donde permanecieron un año y luego Andrés volvió a Chile. Para esa época conoció al guitarrista George McFadden y este le presentó al resto de la banda. Desde Chile, Andy trabajó los diseños a MD para su material promocional, y les hizo el arte del primer disco.  

José Esteban Rumbo. Aparte de ser bajista de MD, se dedica a la fotografía profesional y entrena en la disciplina crossfit.

Foto: Eduardo Vásquez

EXPERIENCIAS Y APRENDIZAJE

La primera canción de MD fue grabada en J&M Studio alrededor de 2003-2004 y se titula “SEX” (siglas de something everyone expects).

Sus primeras presentaciones se realizaron en lugares como Ralph’s en Vía España. Ahí conocen a Oscar Mendoza, quien hacía los toques de Headbanger’s Ball en el mencionado local. Los MD eran todavía niños y para poder presentarse, vendían boletos a tres dólares cada uno.

“Era un mercado raro, los únicos que estaban en el toque eran las bandas”.

Todos les pedían apoyo monetario a sus familias para cumplir con el requisito de vender las entradas, es decir que prácticamente pagaban para poder tocar. 

En la previa al evento NaviRock, los MD no habían terminado de vender todos los boletos; sin embargo, Peter Hernández (de Volumen Brutal) les dijo, para su sorpresa, que tocarían ese día y al día siguiente. Se presentaron en el Club de Montaña y en Stage (antiguo Sr. Frogs). 

Por la experiencia acumulada en la participación en eventos, los muchachos están claros con la situación del rock en Panamá. Son las presentaciones de este género las que quedan recogiendo migajas. No es raro para ellos que la música urbana, por otro lado, reciba más apoyo. 

Los zurdos vuelven a encontrarse con la realidad. La falta de invitaciones a eventos donde pudiesen exponer su música fue el empujón para volver a destacar con un sano aire de izquierda competitiva. Sacudiendo la pasiva resignación de la masa musical derecha colaborativa, decidieron crear su propio evento: Manso Fest. Hasta ese momento, la cita más grande a la cual habían sido invitados fue al Festival Verde, evento que, para colmo, fue cancelado. 

Según David, para entrar a Manso Fest, se toma en cuenta que las bandas estén trabajando todo el año. Deben estar activos. 

Publicidad de la segunda edición de Manso Fest, organizado por MD. Arte tomado de la cuenta de Facebook de la banda.

La idea surgió en parte por la experiencia de haber sido teloneros para 30 Seconds to Mars; en esa presentación, no recibieron paga, sino que el Festival Pixvae 2014, les ofreció exposición a cambio de tocar (es un misterio para nosotros como fanáticos del rock nacional, si la banda invitada del vocalista Jared Leto participó también de gratis). En esa fecha también se presentó la agrupación Lolas. Llámese epifanía o hartazgo, de ahí salió Manso Fest. 

En su primera edición, el Manso Fest contó con la presencia de bandas que estaban en la misma situación, bandas que por más esfuerzo y esmero que diesen para su espectáculo, no eran convocadas a eventos. Nunca buscaban que nadie regalara su trabajo. Negociaron ofrecer “show a cambio de show”.

Para concretar su evento, los MD se apoyan en algunas marcas que dan su voto de confianza en la idea. En una de las ediciones, contaron con un aporte adicional recaudado en el sitio de crowdfunding showourshow.com, en donde se realizan aportes monetarios para la realización de conciertos y espectáculos musicales.

La idea resultó. El primer Manso se celebró en una cancha sintética en 12 de octubre. Para esa vuelta participaron: Polyphase, Llevarte a Marte, Calibre 57. Hubo buena asistencia y los gastos fueron cubiertos por Proyecto Manhattan. Tiempo después, MD tenía programado su viaje a México. La euforia y entrega fue genial. Vendieron toda la mercancía promocional y lograron ir de gira dos o tres veces, visitando Puebla y el DF. 

“Hay un público en Panamá para todo, pero tal vez no está educado en apreciar la música. Las bandas deben preparar un buen espectáculo, eso no lo hacen todos”. 

David afirma que Panamá es un mercado difícil. Sin embargo, como joven veterano, aprovecha la oportunidad de crear proyectos paralelos, como Los Funky Aliens, colaboración que nace de presentaciones de covers que realizaban en Nitro City con Pipe Barboza de Llevarte a Marte.

A pesar del renombre que ya se ha ganado el Manso Fest, la lucha por conseguir el apoyo de marcas o empresas que crean en la causa del rock sigue siendo difícil. Casi no logran realizar el festival para este año 2019, pero el entusiasmo pudo más. El evento se celebró en la Plaza Catedral en Casco Antiguo, contó con importante asistencia y con una oferta variada que incluyó a bandas como: Rencilla, Vile, Polyphase, Kardiafone, Diablo Rojo, Lemmiwinks y desde Canadá, Juss.

Consejos de MD para nuevos artistas:

  • Disfruta y métele corazón: si la música significa algo para el público, algo estás haciendo bien. 
  • No pienses en qué tanta plata harás, sino en la diversión. Pero si tomas la música como pasatiempo, mejor no seas músico. 
  • Métele amor y tiempo. Practica como loco, aférrate al instrumento con todo. Ve la banda como un negocio para transformarse y adaptarse a muchas cosas. Si no, te acomodarás y no ofrecerás un show. El dinero no debe ser un obstáculo para dar una buena presentación. 
ESCUCHA MIENTRAS LEES – Vídeo oficial de la canción Dicen Que Estoy Loco, un himno de sueños de juventud y rebeldía, que plasma en su letra la frustración de cualquier joven en vísperas de su adultez.

Los jóvenes veteranos de MD practican lo que predican. Ensayan con disciplina troyana, se toman la música como profesionales, le dedican amor y tiempo y venden su proyecto como un negocio. Dan todo en el escenario y me consta. Para el momento de la entrevista, ya los había disfrutado en vivo dos veces en el año. Memorable sobre todo la presentación en el espectáculo que organizan ellos mismos, Manso Fest. Muchos dirán que hay que estar loco para hacer un evento musical frente a una catedral. Su música no es relajo, una larga carrera los ha hecho madurar.

No dejan de soñar con hacer de su propuesta musical y su evento algo memorable y con exposición masiva. Esa noche se calaron sus instrumentos, ocuparon sus puestos en la pequeña tarima y se pararon a trabajar. El diverso público se unió a corear las líneas del himno de juventud que escribieron cuando tal vez no imaginaban que tendrían fanáticos propios. David entregó todo, como esa noche en diciembre y sus secuaces no se quedaron atrás. Energía, entusiasmo, conexión con cada uno de los presentes en la pequeña plaza de Casco Antiguo, muchos de los cuales estaban en el lugar desde la tarde.

Los músicos sueñan con que el público siempre coree sus canciones. Los fanáticos, en cambio, soñamos con que el resto del país sepa cuánta entrega y talento existe sin que se enteren. Por eso compartimos sus canciones y acudimos a cuanta cita nos convoquen. Porque soñamos con que el resto los viva como los vivimos nosotros.

Y nunca dejaremos de soñar.  

Logrando lo imposible. Los MD son veteranos y a la vez jóvenes. Crearon una marca para su propia música y un evento por iniciativa propia. Meritorio. Foto: Paul Castillero.


Deja un comentario