Playa – Está dentro de ti

Para muchos músicos, el inicio del año suele ser un remolino de ensayos, grabaciones y presentaciones. Es una movida inteligente aprovechar las primeras semanas, en las que abunda un entusiasmo casi ficticio por tiempos mejores, por cambiar de rutina y disfrutar de eventos al aire libre y salidas nocturnas a mitad de semana, sea para escapar de las imposiciones paternas, o en el caso de los adultos, para revivir la adrenalina de la rebeldía juvenil.

En temporada seca, los ánimos de la gente oscilan entre el fastidio por el calor durante la jornada laboral, y el afán de escapar a la costa más cercana. La imagen del sol, la brisa y las olas fascina a cualquiera, incluso si en la realidad todo termina en el encierro de una casa veraniega, junto a un televisor y una caja de cervezas. El sitio donde convergen la tierra, el mar y las nubes funciona como un punto de reinicio, una pausa en el estrés, para permitirse andar descalzo, nadar desnudo y respirar profundo.

Nos reunimos en una tarde de piscina y un equipo de sonido con una lista de éxitos del verano. En pantaloncillos de traje de baño y anteojos de sol, conocí a aciclovir to buy Daniel Molina (voz y guitarra), price for pirfenex Juan Pablo Moreno (bajo), rogaine usa Ronny Bustamante (batería) y thorazine price Ricardo Quintero (guitarra). El rostro de este último me resultaba extrañamente conocido, y fue él mismo quien me sacó de la duda: Ricardo fue el fotógrafo asignado para un artículo que la revista pulmopres 10 mg price Mía dedicó a mi trabajo como escritora hace algunos años. Y como la vida da muchas vueltas, ahora nos toca cambiar de roles.

Descritos como “un oleaje polifónico”, prevacid cost Playa es un proyecto musical fundado en 2015, que se rehúsa a ser etiquetado y se inclina más por identificarse como una fusión de géneros (calypso, rock, afrobeat, salsa, groove y otros), ofreciendo una propuesta musical tanto bailable como profunda.

emsam cost with insurance BAILE – EMOCIÓN – ALEGRÍA

Vídeo de la canción “Gala”, grabado en vivo desde Piña Calavera en 2017.
Producido por Sanchez Brothers. Escucha mientras lees.

La música de Playa es un punto de intersección. Conjugan música bailable y alegre que provoca emociones en el público y en los propios músicos. Al hablar de sus proyectos muestran esa buena vibra que surge de la complicidad entre creativos. Se entienden con pocas palabras, hacen referencia a experiencias pasadas y comparten una visión en común. Dentro de la banda hay amistad y sobre todo, respeto.

buy caverta 50 mg online Juan Pablo (Bajo)

Su personalidad y actitud distan de grata manera de la imagen que alguien esperaría de un ingeniero industrial, cuya jornada laboral se desarrolla en el campo de Logística y Cadena de Suministro. Juan Pablo sería un magnífico gerente para artistas. Sabe vender su proyecto y se mantiene activo en responder a medios y admiradores.

“Hola, es Juan Pablo, bajista de Playa”.

La grata sorpresa de una llamada telefónica respondiendo a mi invitación para la entrevista me causó una magnífica impresión. Primero, porque en base a lo que sus redes sociales indicaban, Playa se encontraba hasta ese momento en proceso de grabación; segundo, porque escuchar un teléfono sonar ya no es algo tan frecuente. Como buen relacionista público de su grupo, Juan Pablo decidió que lo mejor era una breve conversación en tiempo real para cuadrar detalles.

Entre los músicos favoritos de Juan Pablo están Radiohead, Bill Evans, J Dilla, Ray Barreto y Anderson Paak. Foto: Luis Cantillo.

Al evocar sus primeros encuentros directos con la música, el bajista de Playa recuerda, entre otros detalles, que uno de sus tíos tenía un piano, y que luego de una mudanza lo dejó en su antigua residencia. Aparte de eso, su padre es fanático del rock y del jazz, mientras que él posee un gusto tan amplio por distintas bandas que le resulta difícil enumerar sus favoritas. Sonidos como los del rock y ritmos latinos están entre sus preferencias. Aunque en Playa está a cargo del bajo, Juan Pablo solía hacer versiones covers de canciones en guitarra.

Para él, la relación entre los integrantes del grupo alimenta la música que hacen, y lo que más les enorgullece siempre es la última canción. Como artista, su anhelo es hacer música para que la gente baile y se conmueva a la vez; rock con un ritmo hipnótico (Groove), y algunos elementos musicales latinos y panameños.

levitra tablet price in india Dani (voz, guitarra)

Además de ser el cantante de Playa, Daniel trabaja para La Estrella de Panamá.

El vocalista de Playa es además periodista. Mientras conversamos, es notable su fluidez y amplio vocabulario, aparte que de alguna forma cae inconscientemente en el papel de entrevistador, mostrando interés por saber de mi proyecto y mi carrera. Al comparar el oficio de escribir desde el periodismo con la escritura literaria, surgen marcadas diferencias. El periodista informa, el escritor inventa. No obstante, dado que escogí la literatura no ficticia como campo de guerra, mi encuentro con Daniel gira alrededor del punto de convergencia de ambos oficios: contar historias.

De nacionalidad peruana, Daniel vive en Panamá desde su adolescencia. Su padre consiguió trabajo en una empresa que lo envió de Perú a nuestro país cuando él tenía 16 años. Según cuenta, fue traumático, pero luego de una larga adaptación decidió quedarse para estudiar, en tanto que su familia se regresaba a Perú.

“Cuando sales del nido, no puedes regresar. Eso marca a la persona que migra”. – Daniel

En 2010 Juan Pablo y Daniel empezaron a hacer música juntos y tocaban guitarra acústica. En la Estrella de Panamá, conoció a Ricardo, que trabajaba como fotógrafo. Escuchaban música y pasaban tiempo juntos como amigos. De esas sesiones acompañadas de música, salió la idea de crear el proyecto Playa. Escuchar 2 steps, twice de la banda buy urispas over the counter Foals les transmitió una idea del sonido que querían lograr. “Deberíamos hacer una banda con ese feeling”, se dijeron entre sí.

Ignoro si sienten que lo lograron, pero la música de Playa, como obra concebida de esas reuniones, abunda en feeling. Las canciones interpretadas en la voz de Daniel, que también es guitarrista, están cargadas de una alegría intrínseca. En especial tengo fascinación por “Gala”, canción perteneciente a la producción Indie Pélvico. La voz toma un carácter juguetón, sin perder la calidad de ejecución ni la afinación; el toque internacional que Daniel aporta al sonido del grupo se vuelve un condimento imprescindible en la esencia de su música.

pilex ointment price in india Ronny (drums)

Ronny es el batería de Playa. Refiere estar influido por la música de
Soda Stereo, Herbie Hancock, BADBADNOTGOOD, Joy Division. y entre sus bateristas preferidos están Mark Giuliana, Dennis Chambers, Antonio Sánchez y QuestLove.

Aunque entró después del resto de los miembros de Playa, Ronny no es ajeno a la escena rockera. Es fundador de banderarock, un portal de promoción de bandas y producción de eventos lanzado en septiembre de 2012. Ese trabajo le permitía conocer música de otros países, aparte de poder compartir información sobre bandas de Panamá a Argentina. Fuera de eso, era parte de una banda llamada evecare uk Black est Noir. En ese entonces, siendo admirador del trabajo ya publicado por Playa, Ronny pidió información sobre la banda, y Daniel fue quien se la facilitó.

Como si fuera más una obra del destino que una casualidad, la banda se encontraba sin baterista y al enterarse de esto, Ronny le escribió a Daniel para proponerle que lo consideraran para el grupo. Forma parte de Playa desde hace dos años, según narran los demás integrantes, pues durante la tarde de piscina, el mismo muchacho que electrifica en escena con el bombo y los platillos es quien más callado se muestra, aunque con una permanente y cálida sonrisa.

Sobre ser baterista, Ronny tiene una percepción del rol que juega la autoconfianza que este puesto proyecta. “Algunas veces el ego de músico solo sirve en temas particulares y no colectivos. Como baterista de una banda, considero que es mejor trabajar para darle sentido al sonido grupal y no imponer nuestras habilidades o destrezas en algún género musical específico”.

“Lo que más me enorgullece es la respuesta de la gente. En Panamá los músicos tienden a encasillarse, o las personas solo escuchan algún género”. No hacemos música para la élite, sino para que hasta el que escucha típico la disfrute. Resultado exitoso, por algo Playa suena imposible de encasillar.

xalatan cost Ricardo (guitarra)

Ricardo trabaja además como fotógrafo, y para sus sesiones, suele encontrar inspiración al poner música mientras trabaja.
Foto: @elecantillo.

La vida del que emigra no se vuelve más fácil, solo aprende a ponerse al nivel de la dificultad. Me lo dice el tiempo compartido con chicos universitarios que hacen su propia comunión con la adversidad de ser arrancado de su hogar. Palabra tan sencilla, que adquiere tantas dimensiones cuando de ahí te ves obligado a huir, con el mudo pesar de la incertidumbre, de no saber si a la larga habrá hogar al cual volver. Dejar atrás lo que no cabe en la maleta, pero que en el alma pesa: el olor de la cocina, las fotos de la sala, el abrazo de la abuela, el camino hacia la escuela. Y por supuesto, la música trazada en las partituras de tu historia.

¿Qué estoy haciendo aquí? / Pagando para vivir / Escogiendo sin opción / Perdido donde nací.


(La Vida Boheme – Lejos)

Risueño, bromista y a la vez muy directo con sus argumentos; Ricardo lleva ocho años de ser hijo adoptivo de Panamá. Aunque las circunstancias que traen a los venezolanos a esta pequeña tierra no son las más felices, a mí me alegra que escojan Panamá, y así poder contar con el talento y tesón de personas como él que hacen de tripas corazón y se adaptan a los obstáculos, para poder concentrarse en trabajar y crearse el futuro que toda persona merece y que la opresión les trató de arrebatar.

Ricardo recuerda la música que de joven escuchaba en su natal Venezuela. En pocas oraciones me dicta una cátedra de música de su país y me deja una agradable tarea: escuchar agrupaciones como epivir price Zapato 3 (rock alternativo), buy rotahaler online india Los Mentas (rockabilly), ventolin hfa price Papashanty Saund System (ska-reggae-hip hop) y tizanidine cost without insurance Masseratti 2lts (downtempo), que son parte de la inmensa y muy atractiva oferta musical venezolana. Estando ya familiarizada con co-amoxiclav cost Los Amigos Invisiblesy canesten cream generic price Caramelos de Cianuro, no dudé en dedicarle una semana a engrosar el corpus de mis listas de Spotify.

El guitarrista de Playa evoca entre otras memorias, que su interés formal por la música inició alrededor de los catorce años. Describe una escena rockera fuerte en Venezuela, en la cual era frecuente la organización de festivales de nuevas bandas, concurridos por miles de fanáticos, y los concursos organizados por marcas tabacaleras en donde se armaba un espectáculo sin anunciar la alineación.

Estudió comunicación en Maracaibo, Venezuela; sin embargo esta carrera, aunque interesante, no llenaba del todo su afán artístico. Luego cursó estudios de cine en Caracas. “Había una onda de producir cortos”, comenta. “Pero cerca de 2009, el CNAC (Centro Nacional Autónomo de Cinematografía) mostraba una marcada intención de fomentar que las obras se enfocaran más hacia el pensamiento de ciertas corrientes políticas”.

“No me puedo quejar. No podía ser rockstar así que ser fotógrafo era lo más cercano”. Ricardo llegó a Panamá con 400 dólares y una cámara.

Las anécdotas de los muchachos de Playa me causaron una inesperada inquietud. No anticipaba que la conversación al calor de la tarde con un grupo cuya música es sinónimo de fiesta y baile me dejara en pausa, y me hiciera recordar el pantano en que a veces marchan los escritores: posar con todos y no tomar posturas, callar ante la injusticia y publicar un libro al año sin hacer más ruido que la fanfarria ferial de cada agosto.

En el mundo de ahora, el arte no escapa de ser adulterado por las ideologías del momento en que se forja, y por eso debe mantenerse alerta para no caer en la trampa. Es una hoguera a la que se puede regresar, y en su luz purificarse del veneno populista y de las falacias extremistas. El arte no comulga con partidos ni propuestas. Carece de promesas vanas porque no las necesita. Bendito sea el artista que se resiste a vender su criterio a la promiscua política. La misión del arte es ser bastión de resistencia ante los atropellos a las sociedades, no fondo de escenario de las tiranías.

Playa recibe y valora el trabajo artístico de fotógrafos como Majo Andrade, quien tomó esta fotografía.

Llega la hora de despedirnos. Conversar con un cuarteto de artistas y capturar la esencia que los motiva entre las bromas que me hacían y su afán de que compartiese la piscina junto a ellos coronó la agradable interacción. Agradecí a la anfitriona y luego de convidarme un pedazo de pizza, me retiré, sin dejar de pensar en la frase del suéter de Juan Pablo “Make love, not walls” (Haz el amor, no murallas). Fuera de la intención de chiste, es una postura urgentemente necesaria en estos tiempos de separación, de géneros musicales encasillados, de versiones diluidas del mismo sonido en bandas diferentes que satisfacen el perezoso paladar de los consumidores de música sin paciencia para escuchar una canción completa.

Playa lo entiende, y hace gala de ello. La combinación de dos nacionales y dos extranjeros dio a luz una propuesta musical irreverente y deliciosa. Derribar los muros del lugar de origen, de los caprichos personales que cada creativo encierra en alguna esquina de su mente, mirar a través del prisma de la imaginación y dejar que la creatividad se filtre como la arena, mientras caminamos hacia el ocaso, por cada espacio entre los dedos y los haga moverse, entre la ropa y nos haga desnudarnos.

risperdal price “Hay que tomarse la banda en serio. La banda que no tenga una hermandad está destinada al fracaso”.

Una banda cuya música es alegría, una hermandad cuyo hogar es la música.

El hogar no va contigo, está dentro de ti.



Deja un comentario